Ministerio de la Palabra

En el Templo de Jerusalén o en las Sinagogas era proclamada la Sagrada Escritura. En una sinagoga Jesús leyó un texto del profeta Isaías. De manera especial en los templos durante la Eucaristía es proclamada la Palabra de Dios ofrecida como alimento de vida. La escucha atenta, meditada y fructuosa de la Palabra, además de una disposición interior y espiritual de quien la recibe, necesita una proclamación digna de quien la lee. Por eso es de suma importancia que quien proclame la Palabra de Dios, la escuche primero en su interior, prepare una y otra vez la lectura, la proclame con la entonación y claridad que amerita este ministerio, pues en ese momento la escucha atenta, meditativa y fructuosa por parte de la Asamblea es responsabilidad única de quien proclame la Palabra.

Quien desee proclamar la Palabra de Dios durante las Eucaristías no dude en contactarnos para así preparar con tiempo dicha proclamación.

Ministro Encargado:
Carlos Beltrán
Correo: cbpatys2006@yahoo.com
Móvil:   +353 (86) 605 5602