Reflexiones Anteriores….

Solemnidad de la Santísima Trinidad – Ciclo B
Eucaristía 27 de mayo de 2018

Donde quiera que estemos, lejos o cerca, en compañía o en soledad, y en tantas situaciones más, una expresión sincera como: ‘estoy contigo’ pone color a la vida. Sabemos que es un deseo con cimientos reales, que se hace realidad, así, haya distancia de por medio, de manera especial cuando se está lejos de hogar (aunque nuestro hogar está donde está nuestro corazón, y el corazón puede estar en más de un solo lugar a la vez). Éste que es un ejemplo de la vida real, de nuestro día a día, nos da una luz para descubrir, redescubrir, entender, ser siempre conscientes y meditar en nuestro corazón la presencia y cercanía de Dios en nuestra vida, y en todo.

¿Dónde está Dios con tantos horrores y sufrimiento en el mundo? Es la pregunta que siempre nos hacemos cuando somos conscientes de todo ello, o aún más, cuanto el dolor toca nuestra vida. Dios nunca se aleja, ha estado siempre, desde el principio del mundo, lo hemos escuchado hoy en boca de Moisés. Y no sólo desde el comienzo, también hasta el fin de los tiempos, nos lo dice hoy Jesús en el Evangelio de san Mateo. Cuando hay horrores, es porque al menos alguien se ha alejado de Dios, al menos uno o una hace que muchos inocentes sufran.

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz. Amén..
fr. Atanasio Florez Molina O.P.